Descubren que las malas notas se deben a la mala memoria y no a una inteligencia baja

Un nuevo estudio realizado en el Reino Unido ha hallado que la mala memoria de trabajo, y no la poca inteligencia, es la razón por la que algunos niños tienen un rendimiento bajo en la escuela. Los investigadores implicados en este estudio han desarrollado lo que ellos llaman la primera herramienta mundial que sirve para evaluar la capacidad de memoria en el aula con vistas a ayudar a los profesores a adaptar sus enfoques didácticos.

La memoria de trabajo es la capacidad para retener información de forma temporal en nuestras cabezas. Este tipo de memoria la utilizamos todos los días cuando tenemos que recordar un código pin o cuando estamos siguiendo los pasos de una receta pero ya no estamos mirando la página en el libro de cocina. En los colegios, los niños también utilizan este tipo de memoria cuando toman nota de las instrucciones que les dictan los profesores.

«La memoria de trabajo es una especie de bloc de notas mental y, dependiendo de lo buena que sea en cada persona, bien le facilitará el camino hacia el aprendizaje o bien le pondrá serias trabas para el aprendizaje», afirmó la Dra. Tracy Alloway de la Facultad de Educación de la Universidad de Durham, coordinadora de la investigación.

En una encuesta realizada a 3.000 escolares, los investigadores descubrieron que el 10% de los niños tenía una mala memoria de trabajo, lo que afecta gravemente a su capacidad de aprendizaje. En muchos casos los investigadores observaron que los profesores creían erróneamente que estos niños tenían problemas de atención o niveles bajos de inteligencia.

«A partir de varios estudios a gran escala que hemos realizado, creemos que el único modo de que los niños con mala memoria de trabajo puedan lograr un éxito académico es enseñándoles cómo pueden aprender a pesar de su poca capacidad para almacenar información mentalmente», comentó la Dra. Alloway.

«Actualmente, no se identifica ni evalúa la memoria de trabajo de los niños dentro del ambiente del aula. La identificación temprana de estos niños será un paso importante para abordar el bajo rendimiento escolar. Esto significará que los profesores podrán adaptar sus métodos para ayudar a los niños a aprender antes de que se queden muy rezagados respecto de sus compañeros», apuntó la Dra Alloway.

Gracias a esta herramienta desarrollada en el estudio, ahora será posible identificar a estos niños a la temprana edad de cuatro años, comentó la Dra. Alloway. La herramienta se compone de una lista de comprobación denominada «Working Memory Rating Scale» (WMRS o Escala de valoración de la memoria de trabajo), que ayuda a los profesores a reconocer a los niños que probablemente tienen este problema sin tener que someterlos a ninguna prueba. Si un niño marca muchas de las casillas de la lista, el profesor puede en ese momento realizar lo que se conoce como «Automated Working Memory Assessment» (AWMA o Evaluación automatizada de la memoria de trabajo) a través de un programa informático.

Además de evaluar el rendimiento de los niños, la herramienta también sugiere a los profesores cómo tratar a los niños con mala memoria de modo que no queden rezagados en clase. Entre las sugerencias figuran la repetición de instrucciones, el uso de estructuras de oraciones sencillas y la división de tareas en ejercicios más pequeños y manejables.

vinkulo==aqui 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: